• osiris - Ciutat Vella - Ferrocarriles Plaza Cataluña - Dilluns, 22 d'octubre de 2007

Me leía a mi misma, absorta en mis pensamientos, e intentaba concentrarme en el viaje de quince minutos. Mi ensayo parecía tener la clave para una futura tesis, solo tenía que descubrir como desarrollarla. Mientras, alguien más me leía. En el minuto quince, última parada, ese alguien me pregunta si estudiaba algo relacionado con estética o imagen. Su especialidad era esa, filosofía del arte, mi especialidad, filosofía de la arquitectura vista como un arte. Mi ensayo, los límites, donde se marcan? Donde los marco yo ahora con este ser salido de la nada. Caminando por Las Ramblas la conversación se tornó interesante, demasiado interesante. Me fijo en su mirada, tierna e impactante. Él me observaba y me escuchaba con mucha atención y reflexionando en cada palabra. Me invita al museo, yo tenía otros planes y... ¿como irme al museo con un desconocido interesante? Además, este desconocido estaría en la ciudad solo un día más y regresaría a su nuevo hogar, no su lugar de origen. Al igual que yo había vivido en muchos sitios. Le di mi teléfono pensando que no volvería a verlo. Unas cuantas horas después me llama. Después de una reunión "lo vería". Me extendí en la reunión, quizás por miedo, igual a mi regreso me lo encuentro, muchos le llamarían destino, yo no sé como llamarlo pero, definitivamente era una señal, teníamos que encontrarnos. Un paseo, música clásica en la catedral, una conversación cada vez más enriquecedora, un beso dulce y prolongado, un caminar tomados de la mano, una despedida...

Filtre
Deixa la teva història