• J y L - Les Corts - Comtes de Bell-lloc - Dijous, 25 de setembre de 2008



Hoy has dormido en tu habitación. Te hemos acostado en tu nueva cama, y por primera vez desde que llegaste al mundo, te has quedado sola toda la noche, con tus muñecos y sin tus papás. Pero no has tenido miedo, porque antes papá y mamá te han contado un cuento. No un cuento cualquiera, un cuento muy especial. Un cuento escrito con tanto cariño que al contarlo se convierte en cosas nuevas que aprender, en canciones y en adivinanzas. Un cuento “del agüelo”. Y aunque aún eres muy pequeña para entenderlo, te ha tranquilizado escuchar la historia de “la marieta vermella amb set taques negres” que se comía los pulgones del rosal. Y te has dormido feliz oyendo, en la voz de papá, cómo un pequeño caracol presumido acababa en una caja de zapatos por pavonearse sobre una tomatera, y cómo conseguía, tras muchos días y muchas penas, volver al huerto.  Así que la marieta, el caracol, la ardilla, la araña, el elefante y otros muchos personajes del cuento de esta noche y los que vendrán se han quedado en tu habitación, acompañándote en este nuevo paso que das en tu vidita, para que no tengas miedo. Para que no te falten cuentos para dormir, para crecer, para vivir.
Enric J.S. - 25/09/2008 23:54
Bon costum ,pares, aquest de contar contes als fillets. Us felicito i que per molts anys ho pugueu fer.
Delfina Arasanz - 01/10/2008 14:18

Pues a este "agüelo" yo lo conozco un poquito y os puedo asegurar  que estos cuentos están escritos con mucho cariño, me alegra que los aprovecheis tambien vosostros para darle las buenas a vuestra hija, creo que es una buena costumbre compartir la lectura de un cuento con nuestros hijos antes de dormirse. ¡Ah! sabed que os lo va a pedir cada día, los niños tienen mucha memoria. Que lo podais hacer muchos años.

Un beso para los tres.  Delfina

 

Margarita - 07/10/2008 09:00
La lectura de un cuento a la hora de irse a la cama es simplemente el principio de la afición por aprender. Digo esto porque me hace recordar cuando nuestros hijos se pasaban horas leyendo antes de dormirse. A veces me despertaba de madrugada y todavía estaban con un libro entre las manos y con los ojos bien abiertos, disfrutando de cualquier aventura. Y pensar que todo empezó cuando hojeábamos cuentos tan simples como "Los tres cerditos" o la "Caputxeta vermella". Después pedían otro libro, y otro... Y ahora les gustan hasta los libros de filosofía más complicados. 
Iseta - 07/10/2008 14:53

El titulo es sugerente, "un cuento para la vida" para una vida que empieza con los sueños de los cuentos, esos sueños que hacen que uno viva en mundo infantil, libre de prejuicios, problemas y realidades, esos cuentos que ayudan a soñar, cuando se cierran los ojos y se intenta atrapar y mantener todo lo leído y oído en el cuento para poder entrar y vivir allí y pasar una noche feliz en medio de las marietas, caracoles, ardillas y todos los animales que rodean a los niños en sus sueños! Quien fuera niño!


Filtre
Deixa la teva història